Pre-Tratamiento

Los módulos de Ultrafiltración requieren una prefiltración de partículas mayores a 150 micras para prevenir el taponamiento de las membranas. La turbiedad máxima en flujo contínuo debe ser de 100 NTU y en picos de hasta 200 NTU.
Los filtros de tipo malla o de discos son los mas recomendables, sobre todo los que se retrobaban en forma automática sin detener el proceso de filtrado y que actúan dependiendo de la caída de presión entre la entrada y la salida de los mismos.
En los casos en las que la cantidad de sólidos es muy grande se puede utilizar un coagulante que es añadido en línea para facilitar el proceso de pre-filtración.

 
 
 

Diagrama de Flujo General